HIPOPRESIVOS

El Método Hipopresivo de Low Pressure Fitness es un entrenamiento interdisciplinar destinado a la prevención, terapia y rendimiento deportivo. Consiste en combinar los hipopresivos que se conocen desde el siglo pasado, con el estiramiento miofascial, la corrección postural y la neurodinamia. Todo ello basado en una rigurosidad científica mostrada en investigaciones y publicaciones.

Los excesos de presión intra-abdominal provocados por la vida cotidiana y deportiva, el sedentarismo o los embarazos, generan un impacto negativo sobre distintas partes del cuerpo como la espalda, el abdomen y el suelo pélvico. Esto se debe a que la musculatura de la faja abdominal y del suelo pélvico pierden la función para la que están diseñadas, que es la de ejercer de sostén de los órganos internos situados en la misma.

Los hipopresivos se centran en disminuir la presión consiguiendo así, unos músculos más tonificados y elásticos, mejoras respiratorias y una columna sana.

Beneficios

El entrenamiento con hipopresivos se realiza mediante una serie de posturas, que combinadas con una respiración especial (apnea respiratoria), hacen que el diafragma se eleve y actúe, por un lado elevando el paquete visceral (útero-vagina, uretra-vejiga, recto e intestinos), y por otro, gracias a un mecanismo de activación refleja, provocando una contracción de la musculatura del suelo pélvico.

La realización de estos ejercicios refuerza la faja abdominal, reduce la cintura rápida y efectivamente, proporciona unas mejoras estéticas evidentes y evita hernias y lesiones anatómicas, algias posturales, prolapsos e incontinencia urinaria.
Estos ejercicios son muy fáciles de realizar, no requieren de material específico, simplemente un pequeño espacio.

Otros beneficios que generan los hipopresivos son la mejora de parámetros sanguíneos, respiratorios y de gestión de la presión que permiten aumentar el rendimiento deportivo.

QUIÉN PUEDE PRACTICARLOS

Este tipo de entrenamiento es apto para cualquier persona que desee lograr los objetivos mencionados:

  • Deportistas para prevenir lesiones y mejorar el rendimiento

  • Niños y adolescentes para prevenir y mejorar problemas posturales

  • Mujeres en general para evitar la incontinencia urinaria y los prolapsos postparto

  • Personas mayores para frenar el envejecimiento postural

  • Hombres en general que quieran mejorar su función sexual

Contraindicaciones

Como cualquier tipo de ejercicio físico, precisa el consentimiento del médico, especialmente para colectivos con ciertas patologías. No hay investigaciones que justifiquen contraindicaciones aunque personas con hernias, inflamaciones intestinales, embarazadas e hipertensas deben ser tratadas con la adecuada cautela y supervisión de un profesional.