¿Sufres dolores de espalda?

La vida sedentaria que llevamos actualmente y las horas que pasamos delante de la pantalla del ordenador provoca que la cabeza y los hombros se desplacen hacia adelante, lo que sobrecarga la musculatura posterior del cuello y de la parte superior de la espalda. Eso se traduce en dolor continuo en la espalda que desaparece temporalmente cuando nos damos un masaje, pero vuelve a aparecer al poco tiempo.  La solución está en realizar los ejercicios posturales, de liberación miofascial y neurodinamia que realizamos en las sesiones de hipopresivos.

¿Quieres reducir tu cintura?

Con el entrenamiento de hipopresivos conseguirás reducir tu cintura de 2 a 10cm en dos meses trabajando sólo 20′ dos días a la semana.
Además, mejorarás tu postura, por lo que disminuirán tus dolores de espalda. Y fortalecerás tu suelo pélvico.

En definitiva, un entrenamiento de lo más completo que no te dejará indiferente.

¿Necesitas recuperarte de un parto?

Durante el embarazo y el parto el suelo pélvico y la faja abdominal sufren mucho debido al aumento de volumen y de peso.
Tanto si has tenido un parto natural como un parto por cesárea, es fundamental recuperar el tono muscular del suelo pélvico y de la faja abdominal para evitar futuras pérdidas de orina y corregir la diástasis abdominal (una línea alba demasiado acentuada).

Los abdominales convencionales están contraindicados en estos casos, por eso, tu mejor opción es hacer hipopresivos.

¿Tienes pérdidas de orina?

Por mucho que la publicidad nos quiera vender como normal que la mujer tenga que usar compresas de incontinencia urinaria al llegar a determinada edad, lo cierto es que no normal debería ser el no usarlas.

¿Por qué sustituir la musculatura del suelo pélvico por una compresa si puedo fortalecer los músculos para que hagan la función para la que fueron creados? Los hipopresivos con la técnica Low Pressure Fitness son el entrenamiento perfecto para lograr este objetivo.